ORACION A SAN MARTIN CABALLERO ¡Poderosa!

Esta oración a San Martín Caballero es muy poderosa y milagrosa. Se le reza para pedir por buena suerte, para negocios, trabajo y dinero. También es eficaz para la protección.

En el nombre de Dios Todo Poderoso, Señor San Martín Caballero, saca la sal de mi casa, dame suerte, trabajo y dinero. Oh Señor Misericordioso, dile a tu siervo Martín, infatigable y celoso, patrón de las almas, que levante su voz en este abismo en que me encuentro. Que me preste su santa ayuda en mis graves necesidades, que con su bondad me conceda alivio, en estos momentos de dificultad.

(Hacer la petición).

Que con su milagroso poder, aleje a los que daño me quieran causar y me proteja de toda aflicción y maldad. Yo te consagro este día, en memoria de las esclarecidas virtudes de su santo sacerdocio. Glorioso San Martín, bendito caballero, te pido con gran fe y humildad, me consigas del Dios de las misericordias, que mis caminos en la suerte, el trabajo y el dinero, se abran con claridad, para que nunca me falte lo necesario. San Martín líbrame de enemigos y protégeme de todo mal.

Amén.

Rezo a San Martín.
oración a San Martín Caballero

¿Quién es el Patrono o Santo San Martín Caballero y cuáles fueron sus milagros?

San Martín Caballero es el santo de los comerciantes y de las oportunidades. Su historia se desarrolla en la antigua Roma. Las imágenes del Santo Martín Caballero lo representan como un soldado romano que regala la mitad de su capa a una persona que tiene frío. Lo que no sabía es que ese necesitado era Jesús. Se le suele pedir tener suerte en el negocio, abundancia y muchos clientes.

Entre los milagros atribuidos a este Santo, está un beso que le dio a un leproso, con el cual lo curó; el enfermo sanó de inmediato y Martín nunca se contagió. Otro de sus milagros fue resucitar a personas (tres).

También se le conoce como: Martín de Tours.

Otra oración a San Martín de Tours

Bienaventurado San Martín Caballero, lleno del Espíritu del Señor. Tú que tuviste siempre inagotable caridad con el necesitado. Tú, que lleno de amor y generosidad cuando viste al mendigo que se congelaba de frío, sin saber que en verdad era Cristo, no dudaste en darle la mitad de tu capa. Y no se la diste entera, pues la otra mitad era del ejército Romano.

Tú, que no buscabas reconocimientos sino solo favorecer al prójimo, encontraste gloria ante el Señor, y cuando el Salvador se te apareció vestido con la media capa para agradecer tu gesto y te dijo «hoy me cubriste con tu manto». Decidiste no servir más en el ejército y dedicar tu vida a Dios, y a la salvación de almas, siendo desde entonces propagador de la fe y santo hombre entregado a quien lo precisara. 

Glorioso San Martín, tú que obraste milagros y prodigios. Que con alegría, amabilidad y la más exquisita bondad te ganaste los corazones de todos y no dejaste de trabajar por su bienestar… Tiéndeme tu mano y ayúdame a salir de todas las carencias y problemas económicos que ahora me afligen y causan desasosiego. 

Glorioso san Martín, bendito patrón mío, te pido con gran fe y humildad, me consigas de Dios, la fuente de todas las Misericordias. Que mis caminos en esta tierra, mi trabajo y mis empeños se limpien y abran con claridad. 

En el nombre de Dios Todopoderoso, Señor San Martín de Tours, aleja todo lo que me perjudica.
Oh santo alivio, préstame tu santo amparo; ayúdame, te lo ruego en estos malos momentos: 

(hacer petición en esta parte del rezo)

Tú que tienes, noble san Martín, milagroso poder; lleva mis súplicas cuanto antes a los Cielos, pide para mi casa todo lo bueno, que los agobios, ruinas y pobrezas se vayan y la buena suerte entre en mi trabajo o negocio, y con ella la abundancia y prosperidad, para poder ayudar a todos los necesitados.

San Martín, bendito obispo de Tours, que tus virtudes y caridad me acompañen siempre, yo no dejaré de rezar y agradecer al Altísimo los favores concedidos, y seré caritativo con todos mis hermanos y necesitados.

San Martín intercede por mí, y líbrame y protégeme de todo mal.

Amén.

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Rezo para la abundancia en el negocio

San Martín Caballero. ¡Oh bendito soldado! Hombre noble y humilde que rasgaste tu vestido para cubrir al necesitado, y que fuiste tocado por la gracia divina de Dios que vio en ti los más puros sentimientos y atendiste a su llamado con obediencia y satisfacción.

Eres el Patrono de los Comerciales, el protector del trabajo y de las oportunidades. Por eso Divino Santo, recibe con humildad el llamado que hoy te presento con el más profundo amor y la más sincera fe de que será escuchado.

Inicio un nuevo negocio, fruto del sacrificio y la dedicación de muchos días de trabajo, con esmero, entrega, responsabilidad y compromiso logré reunir lo necesario para dar inicio a este importante sueño.

Intercede ante nuestro Padre Creador, anúnciale de mis planes y mis proyectos. Cuéntale que con el sudor de mi frente he obtenido lo poco que tengo y que también agradezco las bendiciones que ha puesto en mi camino que me ayudaron a conseguirlo.

San Martin Caballero

¿Cuándo es el día de San Martín Caballero?

El 11 de noviembre se celebra el día oficial de este patrono de la Iglesia.

Te recomendamos estas oraciones muy milagrosas y esta oración al Justo Juez Jesús.

Deja un comentario